Una característica específica de las bodas destino es que no es sólo un día de celebración como una boda normal, sino que son varios eventos en uno. Se pueden realizar eventos pequeños de bienvenida a tus invitados, paseos o excursiones cercanas al lugar donde será la boda, campeonatos deportivos, o incluso una sencilla reunión en el bar del hotel donde tus invitados podrán conocerse mejor e intercambiar sus vivencias. Por esto, la funcionalidad del lugar elegido así como la creatividad de tu equipo de proveedores en la locación es fundamental para que esta boda de fin de semana sea una experiencia inolvidable para ti y tus invitados.

Un destino de bodas, es decir, un país o ciudad que se precie y promocione como tal,  debe tener algo especial que lo caracterice.  Este “algo especial” puede ser el clima, los paisajes, su naturaleza, la comida, la personalidad de los lugareños, la distancia desde tu país de residencia al destino, entre otros. Ecuador tiene varios de esos “algos” que encantan a más de un turista, no se diga a una pareja que busca el lugar ideal para celebrar su boda. Además, Ecuador cuenta con algunas ventajas que seguramente te van a sonar a algo común, pero que al momento de planificar una boda destino, serán un factor determinante en el éxito de la misma.

Hoy les vamos a compartir las ventajas de realizar una boda destino en Ecuador.

Distancias Cortas

Las bodas destino están en pleno auge en todo el mundo.  Son cada vez más las parejas que buscan lugares únicos para celebrar su boda, sin importar que el sitio se encuentre a varios kilómetros de distancia de su hogar.  Las parejas que deciden celebrar una boda destino tienen algo muy claro: la boda tiene que ser una completa experiencia y todo,  absolutamente todo, debe estar planificado.

Ya sea por aire o por tierra,  movilizarse de un lugar a otro dentro de Ecuador toma poco tiempo y su costo no es excesivamente alto. Desde Quito, en donde se encuentra el aeropuerto internacional Mariscal Sucre, se puede viajar por tierra hacia las provincias del norte y sur de la sierra andina en dos horas; hacia las provincias de la costa en 4 horas o al este hacia las provincias amazónicas en 3 horas, cubriendo así todas las regiones continentales. Desde Guayaquil, donde se encuentra el aeropuerto internacional José Joaquín Olmedo, se puede tomar la vía hacia la Ruta del Spondylus que transita por toda la costa ecuatoriana; también se puede llegar a la sierra por Riobamba con un paisaje maravilloso y continuar hacia el oriente por la misma vía. Si hablamos de transporte aéreo, el viaje más largo dentro de Ecuador es de 1h30 a Galápagos, el resto de vuelos internos no dura más de 45 minutos.

Clima

El clima benigno que tenemos durante casi todo el año es una ventaja sobre otros destinos que tienen estaciones marcadas, no se diga temporada de huracanes y tornados como los que sufren las islas caribeñas.  Es cierto que en Ecuador tenemos meses con más lluvia que otros, pero en general nuestro clima permite tener bodas al aire libre en casi todos los meses del año y esto es clave, ya que la mayoría de parejas busca espacios abiertos, naturales y paisajes únicos para celebrar su unión  Con un plan B bien definido para posibles cambios de clima, se puede llevar a cabo una boda sin mayores problemas.

Variedad y calidad de materia prima

Quien visita nuestro país por primera vez, se da cuenta de inmediato de lo afortunados que somos con probar sólo un bocado de su ensalada o ver el buffet de su desayuno lleno de una inmensa variedad de frutas. La posibilidad de acceder a frutas y vegetales frescos, en ocasiones recién cosechados del huerto de la misma locación, es una ventaja gigantesca sobre otros destinos y un valor agregado que todo turista sabe apreciar.  Adicionalmente, tenemos frutas exóticas, cereales milenarios y mariscos al alcance de la mano, y a un costo sumamente accesible. Lo mismo sucede con la calidad y variedad de nuestras flores. Y no sólo de las rosas que son las mimadas del mundo: hortensias, lirios, margaritas, girasoles, ranúnculos, crisantemos, astromelias, palma, y como no, nuestras orquídeas maravillosas.  La comida y la decoración son claves en una boda o evento. Qué mejor que tener una materia prima de calidad de exportación que nos permite tener un producto final de excelente calidad.

Diversidad

La oferta de locaciones (venues) que tenemos en el país cumple con los gustos más exquisitos y hasta  los más inusuales.  Tenemos hoteles 5 estrellas en la ciudad o en la mitad del bosque nublado para todo los amantes del lujo y el confort. Haciendas coloniales del siglo XVI y XVII  que te transportan al pasado y te desconectan del mundo, ecolodges en la mitad de la Amazonía o en los páramos de la sierra para  reforzar el contacto con la naturaleza o por qué no, un hotel boutique en una playa privada de la costa del Pacífico, con esa sensación deliciosa de tener al mar en tu ventana. Y para los más aventureros un viaje directo las islas encantadas, a Galápagos, donde la flora y fauna endémica y las aguas cristalinas de sus playas te reconectarán con lo esencial de la vida.

Fotografías: Enrique Calero

Decoración: The Lounge Event Designers

Locación: Hacienda Cusín – San Pablo del Lago, Ecuador

Wedding Planner: Tuty Tama