La música es sin lugar a dudas una de las partes principales en la Boda, ya que no hay rumba sin música. Después de haber participado de una emotiva ceremonia religiosa y sentir la emoción del discurso pronunciado en el brindis por la felicidad de los novios, todos los invitados esperarán con ansias que comience la fiesta y con ello la diversión. Por esta razón la música debe ser escogida con mucho cuidado ya que de la selección dependerá en gran parte el éxito de la recepción de Boda.

La música puede ser seleccionada entre varios ritmos, además dependiendo el tipo de recepción y el ambiente que deseemos crear. Para esto primero debemos decidir si se contratará una orquesta, organista o grupo musical; y luego, que tipo de música se desea que interprete durante la recepción.

Es primordial también seleccionar la música tomando en cuenta la edad de los invitados, es decir si en la fiesta predominará la gente adulta o en su mayoría será gente joven.

Al contratar una orquesta musical le estaremos dando un toque muy especial a la recepción, ya que la música interpretada en vivo transmite mucha emoción y alegría.

Antes de escoger a quien se va a contratar para amenizar la reunión, es importante escuchar a varios músicos, ya sea en presentaciones en vivo o por medio de material en video. Una vez seleccionados los músicos, se recomienda contratarlos con anticipación, ya que las mejores orquestas, grupos musicales u organistas, casi siempre tienen su agenda de trabajo bastante llena.

Días antes a la fiesta es recomendable reunirse con el director musical para coordinar el programa musical de acuerdo a las preferencias de los novios y el protocolo que se llevará a cabo.

De igual manera hay que coordinar con los músicos cuantas horas van a tocar, cuantos descansos van a tener y la duración de los mismos, y por último, que música de fondo se escuchará durante los recesos y el momento en que los invitados se sirvan el buffet.

No olvidar pedirle a los músicos que se les incluyan sus temas favoritos, sobre todo aquellos temas que tengan un significado especial para ustedes. Un bonito detalle es incluir en el repertorio, música específica de alguna ciudad ó país, si alguno de los novios o parte de la familia son de otra ciudad o país.

Tomando en consideración la etiqueta de la reunión, deberán preguntar a los músicos sobre su vestuario. También los músicos deberán llegar con el tiempo suficiente para poder instalar sus equipos y realizar las respectivas pruebas de sonido.

Una vez que los invitados comiencen a bailar los músicos deben estar atentos a la respuesta de los invitados ante las interpretaciones musicales; ya que es fundamental que se alterne entre los diferentes ritmos para animar al mayor número de personas a bailar y evitar que la pista este vacía.